Home » Noticias » Un instituto alemán estudia el comportamiento volcánico de los fondos de El Hierro con sismógrafos submarinos

Un instituto alemán estudia el comportamiento volcánico de los fondos de El Hierro con sismógrafos submarinos

El buque de investigación oceánica POSEIDON, con el sumergible tripulado JAGO a bordo, llegará mañana sábado, 6 de febrero, a las 17:00 horas, al Puerto de La Estaca, donde será recibido por la presidenta, Belén Allende, y el consejero de Seguridad y Emergencias insular, Héctor Hernández. La expedición del Centro Helmholtz de Investigación Oceánica GEOMAR, de la ciudad alemana de Kiel, regresa a aguas herreñas  para recuperar sus 8 sismómetros situados en distintos puntos de los fondos herreños (OBS) desde febrero de 2015 para recoger su muestra de datos y tomar nuevas muestras de columna de agua. Además, realizará una batimetría con ecosonda, coincidiendo con este primer aniversario de su proyecto de investigación.

Barco para web GeoparqueSe da la circunstancia de que el Cabildo de El Hierro hará entrega oficialmente de unas de sus estaciones sismológicas submarinas, rescatada por los equipos del Centro Coordinador de Emergencias Insular (CECOPIN), voluntarios de AEA, policía local de Frontera y el helicóptero del GES del Gobierno de Canarias  el pasado 21 de septiembre en una zona de difícil acceso en la playa de El Pozo (en la costa de Frontera).  Este OBS, que permite recoger datos de pequeños grupos de eventos sísmicos, tiene un gran valor tanto desde el punto de vista económico como por sus fines científicos y de protección civil.

Este Instituto alemán, en colaboración con el grupo de investigación del CSIC español que lidera el científico Vicente Soler, tiene, a su vez, 9 estaciones sísmicas convencionales en tierra, lo que les permite contar con datos relevantes para el estudio vulcanológico. “Para nosotros resulta vital su investigación, ya que estamos convencidos de que aportará nuevas e importantes conclusiones científicas sobre el comportamiento de la actividad volcánica en una isla activa como es El Hierro, lo que resulta fundamental a nivel de protección civil y de conocimiento de un hecho que hace que El Hierro sea un laboratorio de primer orden a nivel internacional para el estudio de los océanos y de la geología”, declara Belén Allende.

Varios grupos de investigación españoles tienen a su vez instaladas a nivel terrestre estaciones sísmicas, geodésicas antes y después del proceso sísmico-volcánico que dio origen a la erupción submarina del 10 de octubre de 2011 y que el Instituto Geográfico Nacional dio por finalizada oficialmente el 5 de marzo de 2012.

A partir de mañana, los 11 científicos a bordo del Poseidon recuperarán los OBS y se vaciarán sus datos, en espera de que la microsismicidad  registrada ayude a detectar si continúa un ascenso de magma y conocer si su distribución espacial es vertical o horizontal. Su objetivo es localizar el origen de los terremotos y concluir si una posible reactivación en la isla seguiría patrones detectables, conocedores de que los procesos que dan comienzo y finalización a este tipo de erupciones aún no se comprenden completamente por la comunidad científica.Para web GEoparque mapa El Hierro

En la segunda parte de la expedición (7-15 de febrero de 2016), en una colaboración entre GEOMAR, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y la Plataforma Oceánica de Canarias (PLOCAN), junto con la colaboración del Instituto Español de Oceanografía (IEO) a través del proyecto VULCANO, el sumergible alemán JAGO será utilizado para realizar batimetrías y recoger muestras del nuevo cono volcánico y de la columna de agua. Para comprender mejor las nuevas formas submarinas creadas, los geólogos compararán estas nuevas formas con los flujos de lava y otras estructuras volcánicas de la isla de El Hierro.

“Por primera vez, JAGO nos dará la oportunidad de ver el volcán submarino con nuestros propios ojos”, enfatiza el geólogo Prof. Mark Hannington. JAGO también tomará muestras de los depósitos hidrotermales y volcánicos y se recogerán muestras de agua para ser analizadas en laboratorio. El submarino permite una visión personal del fondo marino hasta una profundidad de 400 metros.

Esta labor complementará la investigación del Centro alemán Helmholtz de Investigación Oceánica GEOMAR, que estudia los sistemas magmáticos e hidrotermales submarinos en todo el mundo. Antes de El Hierro, estuvo en Nueva Zelanda, Islanda y los cráteres eruptivos de la isla Panarea en el Mediterráneo, según informa la Asociación Vulcanológica de Canarias (AVCAN).

Hasta ahora, el trabajo se había centrado en volcanes de arcos volcánicos y dorsales oceánicas. El estudio de El Hierro proporcionará un importante estudio adicional para el estudio de la actividad magmática hidrotermal asociada con el volcanismo de punto caliente.

Comentarios cerrados.